10 beneficios de la práctica del yoga para la diabetes tipo 2

¿Conoce los diversos beneficios del yoga y la diabetes? Si bien esta combinación puede parecer extraña al principio, el yoga ofrece a los diabéti...

¿Conoce los diversos beneficios del yoga y la diabetes? Si bien esta combinación puede parecer extraña al principio, el yoga ofrece a los diabéticos algunos beneficios significativos. Si tiene diabetes tipo 2, ya sabe que mantener niveles saludables de azúcar en sangre es crucial para su salud general a largo plazo. También sabe que es complicado encontrar una dieta y un plan de ejercicios que pueda seguir.

Las personas con diabetes son menos propensas a utilizar la restricción dietética y el ejercicio como una herramienta de supervivencia como resultado de la urbanización, el consumo de alimentos ricos en calorías, el uso de múltiples máquinas, la falta de espacio abierto para hacer ejercicio, un ajetreado estilo de vida moderno y falta de motivación. Además, debido a su peso, inactividad física y estilo de vida sedentario, las personas con diabetes tienen una capacidad disminuida para hacer ejercicio. Sin embargo, el yoga es una forma fantástica de ejercicio físico y meditación mental que ofrece una suave introducción al movimiento para las personas con diabetes. Esto lo convierte en uno de los mejores ejercicios para diabéticos. Las personas que practican yoga a diario ven cambios en su salud física y mental.

Principales beneficios del yoga para pacientes diabéticos

El yoga es un método para calmar y armonizar el cuerpo, la mente y las emociones. La práctica del yoga se originó en la India hace más de 5.000 años. El yoga ayuda a las personas a tratar una variedad de trastornos del estilo de vida, incluida la diabetes tipo 2. La incorporación de la rutina diaria del yoga puede ayudar a las personas a lograr una mejor regulación glucémica y reducir el riesgo de otras complicaciones de la diabetes. Pero, ¿por qué el yoga es tan beneficioso para los diabéticos tipo 2?

1.) Niveles de estrés reducidos

Aunque la mayoría de la gente considera que el estrés es una condición mental, el estrés puede tener efectos y consecuencias perjudiciales en el cuerpo físico. La diabetes tipo 2 puede causar estrés adicional, lo que puede afectar sus niveles de glucosa. El estrés hace que su cuerpo entre en modo de lucha o huida, y toda su sangre se redirige a sus músculos y extremidades.

Esto puede provocar un aumento peligroso de los niveles de azúcar en sangre para los pacientes diabéticos. El yoga es una forma de meditación basada en el movimiento que se ha demostrado que ayuda a las personas a relajarse. Te sentirás concentrado y relajado después de cada sesión porque la práctica se enfoca en calmar la respiración y reenfocar la mente. La terapia de yoga aumentará su calidad de vida en general.

2.) Disminuya la presión arterial

El yoga puede beneficiar a las personas con presión arterial alta al mejorar y aumentar la circulación en el cuerpo. Al mantener ciertas posturas que restringen el flujo sanguíneo del cuerpo, el yoga puede estimular potencialmente el flujo sanguíneo del cuerpo después de que se libera la postura. La diabetes tipo 2 suele asociarse a menudo con la hipertensión arterial. Como resultado, el yoga lo ayudará a mantener un nivel de presión arterial estable.

De acuerdo con los resultados de investigación , las personas que practican yoga y ejercicios de relajación con respiración al menos tres días a la semana tienen un nivel más bajo de sangre presión que los que no lo hacen. Esto puede tener un impacto significativo en el manejo de la diabetes. presión arterial alta a largo plazo puede dañar los riñones, el sistema cardiovascular y la retina si no se controla.

3.) Mejor digestión

Con el tiempo, la diabetes puede afectar diferentes partes del cuerpo, incluido el nervio vago del estómago. Algunos diabéticos pueden experimentar gastroparesia o digestión lenta. Las posturas de yoga como la postura del bote, la postura del arco, la postura de la cobra y los giros ayudarán a relajar el tracto digestivo, estimular el sistema digestivo y aliviar el estreñimiento.

El yoga te ayudará a fortalecer tu digestión y aliviar las molestias, la indigestión, la hinchazón y el estreñimiento. La meditación y la respiración profunda, que son una parte importante del yoga, pueden ayudar a calmar y relajar la mente y el cuerpo. Lo que tiene un impacto beneficioso en el alivio de los problemas digestivos. Las posturas de yoga están diseñadas para calmar su sistema digestivo y liberar toxinas intestinales.Si se pregunta cómo utilizar el yoga para mejorar la digestión, haga clic aquí

4.) Concentración mejorada

Nuestro enfoque disminuye significativamente como resultado de los crecientes niveles de estrés y ansiedad provocados por los estilos de vida y los horarios de trabajo modernos. Las personas con diabetes pueden tener una variedad de funciones y procesos cognitivos afectados, incluida la memoria, el aprendizaje y la concentración. El cerebro requiere alrededor del 25% de la sangre del cuerpo. Si hay niveles altos de glucosa en sangre, esto afectará e impactará el cerebro. La naturaleza meditativa del yoga puede ayudar a enfocar la mente y cultivar la capacidad del cerebro para concentrarse. La buena noticia es que el yoga nos ayudará a fortalecer la concentración calmando nuestras mentes, mejorando el flujo sanguíneo y mejorando nuestro equilibrio.

5.) Rejuvenecer las células pancreáticas

Si tiene diabetes tipo 2, su cuerpo ha desarrollado tolerancia a la insulina, la hormona producida por el páncreas. El yoga es un ejercicio importante para el control del azúcar en sangre, ya que muchas asanas del yoga se dirigen al páncreas.

Poses como la del arco, la media torsión espinal y la postura del arado funcionan para masajear el abdomen y estimular al páncreas para que secrete insulina. Las glándulas endocraneales a menudo son el objetivo durante la práctica regular de yoga. Esto puede ayudar a que el cuerpo utilice de manera más eficaz la insulina.

Como consecuencia, el sistema recibe más insulina. Esto ayuda a los diabéticos con diabetes tipo 1 y tipo 2 a rejuvenecer sus células beta productoras de insulina en el páncreas. La mayoría de los pacientes pueden controlar los factores desencadenantes o causas de la diabetes practicando las posturas de una manera relajada y sin esfuerzo, así como utilizando estrategias de meditación y respiración.

6.) Aumenta la resistencia muscular

El yoga puede ayudar a las personas con diabetes tipo 2 al fortalecer, desarrollar y dar forma a sus músculos. Los problemas musculares pueden ocurrir como resultado de la diabetes. Cuando los niveles de glucosa en sangre son demasiado altos, es difícil llegar a los principales grupos de músculos. La falta de flujo sanguíneo en los músculos puede causar muerte celular y pérdida de masa muscular con el tiempo. El yoga puede apoyar la circulación del cuerpo estimulando el flujo sanguíneo en los músculos.

7.) Aumentar la pérdida de peso

Los proveedores de atención médica a menudo alientan a los pacientes diabéticos a perder peso. La obesidad puede hacer que la diabetes sea más peligrosa y difícil de mantener. Si bien muchas personas piensan en el yoga como una forma de ejercicio lenta y fácil, en realidad puede volverse bastante intenso según el tipo de yoga que desee practicar. Muchos médicos recomiendan el yoga para la diabetes tipo 2 porque puede ayudarlos a hacer la transición con facilidad a un programa de pérdida de peso.

8.) Mejora la salud de tus articulaciones

La artropatía diabética es una enfermedad en la que las articulaciones se ven afectadas como resultado de la diabetes. Puede notar dolor en las articulaciones de la diabetes en las rodillas, los tobillos o los brazos. El yoga fortalece los músculos alrededor de las articulaciones, lo que ayuda a mantenerlas protegidas y fuertes. La postura del puente, la postura del triángulo y la postura de la media luna, por ejemplo, pueden ser beneficiosas si tiene dolor de rodilla por diabetes.

  • El yoga mejora el rango de movimiento de las articulaciones;
  • El yoga mejora la fuerza de los músculos que protegen las articulaciones;
  • El yoga mantiene la salud del cartílago articular;
  • El yoga consiste en hacer circular líquido sinovial en las articulaciones móviles.

9.) Desarrollar fuerza y ​​equilibrio

Según estudios recientes , la diabetes puede afectar su equilibrio y coordinación. La diabetes se ha relacionado con problemas con las estructuras vestibulares del cuerpo. Nuestro sentido del equilibrio y la percepción espacial están regulados por el sistema vestibular, que es un sistema sensorial. Los pacientes diabéticos que tienen un sistema vestibular defectuoso tienen un mayor riesgo de sufrir caídas.El yoga es beneficioso para reequilibrar el sistema vestibular del cuerpo al mejorar la coordinación, la concentración y la fuerza

10.) Tenga un corazón sano

Los vasos sanguíneos y los nervios pueden resultar dañados por niveles altos de azúcar en sangre, lo que puede provocar enfermedades cardíacas. Cuando se trata del control de la diabetes, no debería sorprendernos que mantener un corazón sano sea importante. El yoga es una excelente manera de mantener tu corazón a salvo. La práctica regular de yoga mejora el flujo sanguíneo en el cuerpo, lo que reduce el riesgo de problemas cardiovasculares en el futuro.

Los investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard realizaron un análisis sistemático de la evidencia de ensayos y estudios controlados previos en 2014. Descubrieron que quienes practicaban yoga tenían un IMC, presión arterial, presión arterial diastólica y niveles de colesterol más bajos que los que no hizo ejercicio en absoluto. La Fundación Británica del Corazón también ha recomendado el yoga para las personas con enfermedades cardíacas. La explicación de esto es que la práctica diaria de yoga puede ayudar a las personas que se han sometido a una cirugía cardíaca a aliviar el estrés y la ansiedad, al tiempo que reduce el riesgo de depresión.

¿Qué estilo de yoga es el mejor para la diabetes?

Practicar yoga puede tener un gran impacto en su calidad de vida en general. Controle los niveles de glucosa bajo la supervisión de un médico durante el programa y siempre tome la medicación adecuada según las indicaciones. El yoga debe practicarse durante 40 a 60 minutos por la mañana y por la noche, de acuerdo con la capacidad y la fuerza de cada uno con la serie de posturas recomendadas. El tiempo que se tarda en mantener una postura debe aumentarse progresivamente de cinco segundos a un minuto, o incluso más, según la postura y la capacidad de la persona. Durante el período de mantenimiento de la postura, mantenga su atención en la respiración.

Aunque se ha demostrado que la terapia de yoga tiene beneficios para la salud en muchos estudios, no está aprobada como tratamiento para la diabetes. Consulte a su médico y al equipo de atención médica para la diabetes antes de comenzar cualquier lección de yoga y siga su programa habitual de tratamiento para la diabetes. La diabetes nunca se curará con el yoga. Sin embargo, reducirá sus niveles de azúcar en sangre, mejorará su estado de ánimo, reducirá el tamaño de su cintura y fortalecerá sus sistemas cardiovascular y muscular.

Establecer relaciones con otras personas puede ser la mejor medicina, ya sea que tenga diabetes o un ser querido que la padezca. ¿Interesado en aprender más? ¿Quieres compartir tu propia experiencia y consejos? Únase a nuestro grupo comunitario en Facebook, " Ganar juntos la diabetes tipo 2 " para aprender juntos , apoyarse unos a otros y construir juntos un futuro saludable.

.