4 consejos importantes para el cuidado de los pies con diabetes

Cuando vive con diabetes, cuidar sus pies va más allá de la higiene adecuada y la pedicura ocasional. Debe tomar precauciones, como mantener equi...

Cuando vive con diabetes, cuidar sus pies va más allá de la higiene adecuada y la pedicura ocasional. Debe tomar precauciones, como mantener equilibrados los niveles de glucosa, y asegurarse de mantener los pies limpios y libres de infecciones en todo momento para evitar que se desarrollen problemas graves en los pies. Esto se debe a que la diabetes no controlada puede dañar sus nervios (neuropatía) y afectar su flujo sanguíneo (enfermedad vascular periférica). Ambos problemas pueden causar problemas en los pies; comenzando con una falta de sensibilidad que puede causar que incluso las heridas o llagas más pequeñas se conviertan en infecciones graves. Aquellos pueden progresar a úlceras e incluso a gangrena: muerte del tejido. Como tal, controlar su diabetes Y cuidar sus pies y los problemas comunes que pueden surgir en los pies son esenciales.

Problemas comunes del pie diabético

En verdad, estos problemas en los pies son comunes entre las personas con y sin diabetes por igual. Sin embargo, las personas sin diabetes no suelen tener que preocuparse por las complicaciones de estos problemas que provocan una infección y, en casos extremos, una amputación.
  • Pie de atleta
  • Infecciones por hongos en las uñas
  • Callos
  • Callos
  • Ampollas
  • Juanetes
  • Piel seca
  • Úlceras en los pies
  • Dedos en martillo
  • Uñas encarnadas
  • Verrugas plantares

Síntomas de problemas del pie diabético

Si bien las personas sin diabetes pueden experimentar molestias por estos problemas en los pies, los diabéticos pueden sufrir una variedad más amplia de síntomas asociados, que incluyen:
  • Decoloración de la piel
  • Cambios en la temperatura de la piel
  • Pérdida de sensibilidad
  • Entumecimiento u hormigueo (con o sin dolor)
  • Deformidad del pie
  • Rayas rojas
  • Heridas con o sin pus
  • Manchas en los calcetines
  • Infecciones que incluyen fiebre, escalofríos y temblores
  • Niveles incontrolables de azúcar en sangre

Estos síntomas están asociados con complicaciones comunes del pie diabético: neuropatía diabética y enfermedad vascular periférica. Si no se controlan y tratan con prontitud, pueden provocar más infecciones de la piel y los huesos, heridas que no sanan, abscesos, gangrena y deformidades en los pies (incluido Charcot's Foot ).

Consejos para el cuidado del pie diabético

Primero, controle su diabetes

Consulte con su médico y nutricionista sobre qué medicamentos, dieta, régimen de ejercicio y suplementos nutricionales puede tomar para equilibrar sus niveles de azúcar en sangre y ayudar a prevenir que estas afecciones se desarrollen o progresen. Dejar de fumar. Perder peso. Y considere tomar un suplemento dietético como CuraLin de CuraLife para promover niveles de azúcar en sangre saludables y equilibrados todos los días.

Segundo, asegúrese de una higiene adecuada y regular de los pies

Lávese los pies con agua tibia todos los días, con un jabón suave y controle la temperatura del agua con el codo (en caso de que el daño a los nervios le impida sentirlo con los pies). Córtate las uñas y alisa los callos y los juanetes (¡nunca los cortes ni los rasures!), Luego aplícate humectante.

En tercer lugar, revise sus pies a diario

Inspeccione sus pies todos los días en busca de llagas, ampollas, enrojecimiento, callosidades o cualquier otro problema común en los pies, y pídale a su médico que también los revise regularmente. flujo de sangre a sus pies.

Cuarto, use calzado apropiado

Siempre use zapatos cerrados y calcetines o medias que le queden bien (que no sean demasiado apretados). Nunca use sandalias abiertas ni ande descalzo, incluso en casa. Esto ayudará a proteger sus pies de lesiones. .