¿Son saludables o no las personas con diabetes tipo 2?

La diabetes es una enfermedad crónica, pero es de naturaleza dietética. Tratarla de la manera correcta mediante opciones de estilo de vida saluda...

La diabetes es una enfermedad crónica, pero es de naturaleza dietética. Tratarla de la manera correcta mediante opciones de estilo de vida saludables y la atención médica adecuada puede ayudar a controlar la enfermedad y evitar que los síntomas empeoren con el tiempo. Es más que posible tener diabetes tipo 2 y vivir una vida saludable, satisfecha sin fatiga, cortes de energía, cambios de humor y antojos; es solo una cuestión de manejo adecuado.

Por qué es clave mantener un peso y un estilo de vida saludables Mantener un peso saludable es fundamental para el control de la diabetes tipo 2. El sobrepeso no solo aumenta el riesgo de desarrollar el tipo 2, sino que también puede dificultar el control del azúcar en la sangre al empeorar la resistencia a la insulina. No es ningún secreto que, además de estar genéticamente predispuesto, el exceso de peso y la obesidad son el factor de riesgo más importante para desarrollar el tipo 2. La experta en salud nutricional y doctora Sarah Brewer comparte sus 10 consejos principales para perder peso aquí . En términos de dieta , controlar los niveles de azúcar y controlar el consumo diario de azúcar y carbohidratos puede juega un papel vital. En general, es fundamental comer alimentos de bajo índice glucémico, evitar los alimentos procesados ​​y vigilar la ingesta de azúcar.

¿Cuáles son los mejores alimentos para ayudar al tipo 2? Hay varios alimentos que pueden ayudar de forma natural a controlar los niveles de azúcar en personas con tipo 2. Por ejemplo, las almendras, ricas en magnesio, vitamina E y puede ayudar con la sensibilidad a la insulina. Además, la canela es una excelente manera de ayudar. La canela tiene un compuesto llamado hidroxi chalcona que puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Solo media cucharadita al día puede mejorar el nivel de azúcar en sangre en ayunas y ayudar a reducir los cambios de insulina. Considere agregar canela a la avena para el desayuno como una excelente manera de comenzar el día. Comer muchas grasas vegetales y saludables como el aceite de oliva puede estabilizar el azúcar en la sangre y ayudar a los niveles de colesterol LDL. Consumir alimentos que ayuden a controlar el colesterol es importante porque los diabéticos tienen un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Además, muchos profesionales de la salud recomiendan el ayuno intermitente ocasional que puede ayudar a reducir los niveles de insulina y prevenir que ocurra el ciclo de picos de azúcar.

La importancia fundamental del ejercicio Además de la dieta, el ejercicio regular es increíblemente útil para regular los niveles de glucosa. La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda 30 minutos de ejercicio al menos cinco días a la semana como parte de un estilo de vida saludable. Cuando hacemos ejercicio , nuestros músculos requieren energía adicional, que extrae glucosa del torrente sanguíneo y, al mismo tiempo, aumenta la producción de glucosa en el hígado. Aquellos que hacen ejercicio pueden reducir la severidad de la resistencia a la insulina porque los músculos que ejercitan usan azúcar extra, eliminándolo de su sangre. Por lo tanto, el ejercicio regular no solo puede ayudar a mantener un peso saludable, sino que también puede ayudar a estabilizar los niveles de glucosa. Además, el ejercicio regular también puede ser una excelente manera de ayudar a controlar los niveles de estrés. Los niveles altos de cortisol pueden aumentar la resistencia a la insulina y el hambre, por lo que se recomienda reducir el estrés como parte de un estilo de vida saludable.