Cómo controlar la diabetes tipo 2 con meditación

¿Sabías que el estrés puede contribuir directamente a niveles más altos de glucosa? El estrés físico y mental es una parte desafortunada de la vida...

¿Sabías que el estrés puede contribuir directamente a niveles más altos de glucosa? El estrés físico y mental es una parte desafortunada de la vida cotidiana, pero la mayoría de las personas con diabetes o aquellas preocupadas por la prevención desconocen la importancia de controlar los niveles de estrés. El estrés no controlado no solo puede elevar los niveles de cortisol, sino también afectar la grelina, la "hormona del hambre", lo que provoca cambios en el estilo de vida que provocan los síntomas de la enfermedad. peor _ Afortunadamente, nueva investigación demuestra que incorporar la meditación como parte de un estilo de vida holístico puede ayudar poderosamente a regular los niveles de azúcar en la sangre. La meditación puede desestresar la mente y el cuerpo, reduciendo los niveles de cortisol y permitiendo que la insulina haga su trabajo correctamente.

La relación entre el estrés y los niveles de glucosa

El estrés no solo impide que el cuerpo libere insulina, sino que también permite que la glucosa se acumule en el torrente sanguíneo. De hecho, el estrés prolongado es un contribuyente único a los niveles de glucosa que pueden continuar acumulándose con el tiempo si no se controlan. ¿Por qué? El cortisol se conoce como "la hormona del estrés", la hormona de lucha o huida del cuerpo. Se eleva durante situaciones estresantes y eventos de la vida. El cuerpo reacciona al cortisol liberando energía extra en forma de glucosa. Dado que las personas con resistencia a la insulina no pueden procesar correctamente la glucosa, esta comienza a acumularse y provoca cambios en los niveles de azúcar. Además del cortisol, el estrés también eleva los niveles de grelina , la “hormona del hambre”. Esto explica por qué puede tener un mayor apetito por la comida chatarra cuando está estresado, porque comerla tiene un efecto calmante y calmante. Comer comida chatarra azucarada y comida reconfortante causa sobrepeso... y niveles más altos de insulina. El estrés también dificulta llevar el estilo de vida saludable necesario para controlar con éxito la enfermedad. Por ejemplo, puede provocar cambios en los hábitos alimenticios, el comportamiento y las rutinas de ejercicio. Por lo tanto, el estrés no solo causa niveles altos de azúcar en la sangre , sino que también puede afectar aspectos del estilo de vida diario que son fundamentales para el control exitoso de la enfermedad.

Meditación y diabetes tipo 2

La investigación sugiere fuertemente que practicar la meditación como parte de un estilo de vida saludable puede transformar la forma en que la mente y el cuerpo responden al estrés. Puede ayudar a reducir la presión arterial, disminuir la frecuencia cardíaca y cambiar las ondas cerebrales a un estado de relajación. Además, practicar “mindfulness” da tiempo para reflexionar y dedicar tiempo a pensar en tus acciones antes de realizarlas. Tal vez la probabilidad de agarrar una barra de chocolate o alimentos ricos en carbohidratos disminuiría, y la posibilidad de hacer ejercicio aumentaría con la incorporación de la meditación en la vida diaria. La meditación permite tiempo para reflexionar sobre nosotros mismos y nuestras elecciones. Aquellos que tienen una comprensión más profunda de sí mismos pueden trabajar activamente para desestresar la mente y el cuerpo. Tener un sentido claro de los objetivos puede ayudarlo a enfrentar mejor los eventos estresantes de la vida y contribuir al manejo exitoso de su enfermedad. Practicar la meditación con regularidad como parte del control de la diabetes puede ser muy rentable. La reducción del estrés y el control exitoso de la diabetes pueden reducir los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial, crear más conciencia de sí mismo, mejorar las relaciones y ayudar a mitigar la depresión y la ansiedad.