Consejos de verano para el Día de los Padres 2020

¿Qué es más importante que garantizar la salud y la felicidad de nuestros amados padres? El Día de los Padres se celebra en los Estados Unidos y en...

¿Qué es más importante que garantizar la salud y la felicidad de nuestros amados padres? El Día de los Padres se celebra en los Estados Unidos y en todo el mundo el 26 de julio. El feriado de los Estados Unidos se creó en 1994 bajo la presidencia de Bill Clinton como un día de agradecimiento por todo lo que hacen los padres para mantener a sus hijos felices y saludables.

A medida que aumenta el número de personas con diabetes tipo 2 en todo el mundo, es importante tomarse un tiempo en este día y reflexionar sobre cómo podemos ayudar a nuestros padres y abuelos a mantener la salud y el bienestar general.

Como la diabetes es una enfermedad dietética por naturaleza, hay una serie de hábitos de estilo de vida que pueden marcar la diferencia. Las caídas constantes de energía, los antojos de alimentos, los cambios de humor y otros síntomas, por supuesto, no solo afectan la vida cotidiana, sino que también pueden afectar la capacidad de nuestros padres y abuelos para estar completamente atentos durante esos momentos especiales para toda la familia.

Es importante mantenerse al tanto de las rutinas diarias de salud para ayudar a sus seres queridos a lo largo de este viaje de salud, permitiéndoles continuar manteniendo el control. Especialmente en los meses de verano, sugerimos lo siguiente:

#1: Evite la enfermedad.

El cuerpo ve la enfermedad como estrés y, como mencionamos anteriormente, el estrés contribuye directamente a los niveles más altos de azúcar en la sangre. Practicar una buena higiene, nutrición y tener hábitos de sueño saludables es crucial para mantener fuerte el sistema inmunológico.

#2: Bebe mucha agua.

¿Sabías que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de deshidratación ? La mayoría no se da cuenta de que los niveles altos de glucosa en la sangre conducen a una disminución de la hidratación en el cuerpo. Especialmente en los meses de verano, cuando hace calor, hay humedad y muchos hacen ejercicio al aire libre, es importante mantenerse hidratado durante todo el día. La deshidratación puede causar baja energía y aumentar los antojos de alimentos.

#3: Elija alimentos inteligentes.

Evite los alimentos procesados ​​y los azúcares. En cambio, concéntrese en aumentar las verduras y las fuentes magras de proteínas que mantendrán a sus seres queridos saciados durante todo el día.

#4: Yoga.

Hacer ejercicio regularmente es una de las mejores cosas que cualquiera puede hacer para controlar la diabetes. El yoga aumenta la circulación y el flujo sanguíneo mientras desestresa la mente y el cuerpo.

# 5 Socializa.

Además de pasar tiempo de calidad con la familia, anime a sus padres y abuelos a buscar tiempo social regular con amigos. Tener compromiso social regular aumenta los niveles de serotonina y dopamina, lo que también ayuda a desestresar el cuerpo y mejorar la calidad de vida. Además de eso, brindar apoyo puede marcar la diferencia. La vida diaria puede ser desafiante, pero con apoyo, planificación, preparación y control del estilo de vida, es más que posible prosperar mientras se controla la diabetes.

#6: Menos tiempo frente a la pantalla.

¡Aprovecha cada oportunidad para salir y hacer algo de ejercicio! Pasar horas sentado frente a la computadora o el teléfono inteligente no solo puede aumentar la exposición a la luz azul, sino que se sabe que la inactividad empeora los síntomas de la diabetes tipo 2.

Recuerde, la diabetes es una enfermedad de por vida, y el apoyo continuo de la familia es crucial para mantenerse en el buen camino. ¡De parte de todos en CuraLife, le deseamos un feliz y saludable Día de los Padres 2020!